domingo, 22 de octubre de 2017

Cada noche, un recuerdo un sentimiento es...

Dolor y nostalgia
a la luz de la luna;
Solo y vulnerable
dejando que los recuerdos
me guíen hacia un infinito
que no quiero ir...

Recuerdos, nostalgia y dolor
aquí solo a la luz de la luna
sentado en la piedra del duende
sin tener que sonreirle a nada
ni nadie sin querer...

Dolor y nostalgia
a la luz de la luna;
Solo y vulnerable
dejando que los recuerdos
me guíen hacia un infinito
que no quiero ir
recordando lo que una vez
pudo ser...

Las nubes se juntan, la luna
se oculta y como una estocada
me llega de pronto el dolor
pues una vez sí supe
lo que la felicidad fue...

Ahora aquí solo en el silencio
dejo que el recuerdo viva otra vez;
Entre lágrimas veo que un
nuevo dia viene, la noche termina
y tengo que ver un amanecer mas...

Me duele, me aterra y sé
que una vez que termine de salir el sol
un recuerdo mas me torturará,
un recuerdo, un sentimiento
y un maldito nuevo día mas...

La vida sigue, vivir por vivir
sin querer, sin sentir
Solo y vulnerable
a la luz de la luna;
dejando que los recuerdos
me guíen hacia un infinito
que no quiero ir
recordando lo que una vez
pudo ser......

jueves, 3 de noviembre de 2016

hoy el el día


Es un buen día. Este, es el día. Mirando al cielo azul, limpio y despejado como
un reflejo de mi mente en este momento.

Ironicamente ahora cuando tengo las cosas mas claras y puedo sentirme en paz disfrutando de cada detalle que me rodea es cuando me doy cuenta que es ahora, es hoy el día. Es un buen día para partir.

miércoles, 26 de octubre de 2016

Vivimos en el que Construimos

Vivimos en el infierno que construimos. No es culpa de nadie.  No importa las circunstancias, los motivos o las causas. No interesa lo que nos empujó, motivó o forzó en muchos casos a hacer y decir las cosas que hoy forman parte de esas paredes donde vivimos secuestrados por las amenazas, los miedos, los abandonos, la indiferencia y hasta el olvido.

Cada día una sosobra mas, una angustía y cada vez crece agigantandose el deseo de abandonarnos en lo que aparentemente se ha convertido en el único abrazo sincero y tristemente se recibe de los mal olientes y putrefactos brazos del moustruoso carcerlero ungiendonos con la creciente desesperación y abrumador dolor.

No hay arrepentimiento que valga. No hay perdón. No hay piedad, pesar y mucho menos comprensión.

No hay oídos que quieran escuchar ni un hombro en el cual apoyarse, llorar y desahogarse.

Es un infierno a fuego lento pero un infierno al final donde cada hora es una batalla titánica para no sosobrar y caer en la tentadora salida de ponerle a todo un gran final.

Sin lágrimas sinceras excepto talvez la de un par de inocentes pero los demás no son mas que ladrillos y piedras, presioneros todos de sus propios demonios que sumaron al peso que han socabado la fosa en donde no hay arrepentimiento que valga.

No hay perdón. No hay piedad, pesar y mucho menos comprensión.

No hay oídos que quieran escuchar ni un hombro en el cual apoyarse, llorar y desahogarse.

Es un infierno a fuego lento pero un infierno al final que aunque nosotros mismo hemos construido solo queda ahora una manera de escapar.

jueves, 7 de enero de 2016

Enero 7, 2016


Malditas benditas fechas

“...Maldita estas benditas fechas y momentos en que las fuerzas me abandonan y un torbellino de emociones destroza la fachada que con tanta paciencia, dolor y tiempo he construido para tratar nuevamente de sentir algo de felicidad y así aunque sea precariamente contener e ignorar al fantasma de la depreción que día y noche ronda acechando escondiendose entre recuerdos, sentimientos y lamentos vanos pues de nada sirve ya solo recordar y llorar sabiendo que no solo muere quien fallece sino que también quien pierde el alma y el deseo por no poder volver a sentir una vez mas tan solo un abrazo...”